domingo, 26 de abril de 2015

Maximilien Heller - Henry Cauvain (1871)

Maximilien Heller - Henry Cauvain (1871)
Portrait Of Joseph Chamberlain
(1886)
Sinopsis

Imaginemos la larga silueta de un joven. Es un detective privado prodigiosamente dotado para la observación y la deducción lógica, misántropo, adicto a las drogas y experto en química y en las ciencias forenses de la época. Así mismo, es un gran maestro en el arte del disfraz y sus audaces hazañas son narradas por su amigo y confidente, un médico. Otro doctor aterroriza y fascina por igual a nuestro héroe. El joven se ve involucrado en un caso de asesinato cuando su vecino, Jean-Louis Guérin, es acusado de haber envenenado con arsénico a su señor, el banquero Bréhat-Lenoir.

Contrariamente a las apariencias, este retrato no es el de Sherlock Holmes, ni tampoco nos referimos al Dr. Watson o al Dr. Moriarty. El retrato describe al héroe de la novela «Maximilien Heller», publicada en Francia en 1871, casi dos décadas antes de que vieran la luz las primeras investigaciones de Sherlock Holmes en 1887.


-----
Leer esta novela es algo más que sumergirse en una apasionante investigación de un detective privado. A lo largo de la lectura es inevitable realizar comparaciones con el universo de Sherlock Holmes y no cabe ninguna duda de que su influencia, por no llamarlo plagio, existió. Aunque en este sentido también podríamos decirlo de cuantos novelistas escribieron después creando personajes con perfiles semejantes. De acuerdo, Henry Cauvain fue el primero, pero no tuvo la continuidad ni la dedicación posterior que ascendió a Arthur Conan Doyle como el indiscutible rey con su detective privado Sherlock Holmes.

El orgullo queda para Cauvain por ser el primero en introducir los nuevos elementos, no sólo en la literatura si no también por ser un referente en los nuevos métodos que se aplicarían después para resolver crímenes en todo el mundo. Los análisis químicos en cadáveres o en objetos, o el poder de la observación para reconstruir los hechos, son dos de las grandes aportaciones del personaje protagonista Maximilien Heller: la deducción que tantos casos haría resolver a Holmes decadas después.

"Yo sólo busco una cosa: los hechos. Cuando los tengo todos en mis manos, entonces, y sólo entonces, en medio de todas las inverosimilitudes que en un principio parecen tan insólitas, surgirá la verdad tan resplandeciente como el sol".

Éstas y otras curiosidades de la época las podemos encontrar en la introducción de esta edición, qué a buen seguro hará las delicias de los amantes de las novelas policíacas por los datos y reflexiones que aporta.

Maximilien Heller se nos presenta como un hombre recluido entre sus papeles, montones de manuscritos filosóficos y económicos con los que trata de conseguir una sociedad más justa. Consumidor de opio, parece un ser atormentado por la falta de entusiasmo frente a las cosas que le rodean. Cuando todo parece perdido, aparece en su vida un doctor que le sacará del ostracismo y convirtiéndose desde ese momento en su aliado en las labores de detective privado. El doctor será también el narrador de la trama de este apasionante caso, en el que un asesinato inculpa injustamente a un hombre, mientras la sospecha de una herencia hace descubrir a un oscuro personaje al que intentarán desenmascarar.

En la segunda parte, este narrador cede el honor de la narración de la historia al propio Maximilien, que a través de sus cartas le mantiene informado puntualmente de sus averiguaciones, así como de todas las deducciones fruto de su poder de observación; su finalidad no es otra que servir de acusación en el caso de que a él le descubriesen.

En ambas partes, el lector asiste primero a los hechos y después a desmenuzar junto al protagonista cada uno de los pasos de la investigación, apreciando en los pequeños detalles las claves para entender el método que sigue y que nos propone el autor. La figura del detective Maximilien Heller será, en todo momento, más importante e interesante que el asesino y las circunstancias del asesinato, prestando de nuevo atención tanto a los disfraces como a las distintas identidades con las que juega; quedando víctima y criminal en un segundo plano.

La presencia en la novela del doctor sirve de apoyo constantemente a la trama y actúa como bálsamo para la depresión del detective. Gracias a él regresa al mundo ante el reto de descubrir el misterio que solamente él imagina y que para los demás no existe.

Su aventura nos depara grandes sorpresas hasta el final y los giros que nos plantea el autor hará que pensemos que estamos ante una obra de nuestros días; pero no, a finales del siglo XIX se escribió la primera novela de un género del que han bebido todos los escritores posteriores y los métodos de los personajes han evolucionado partiendo de las misma base fundamental: el poder de la observación y el análisis forense.

A estas alturas creo que no es necesario deciros que no os podéis perder esta lectura, ni esta edición, que además viene acompañada de grabados con las escenas y convertirán el ejemplar en otra joya literaria de vuestra librería, como ya lo hace en la mía.
-----


miércoles, 22 de abril de 2015

De lobos (divergentes) - Mercedes de Miguel & P. L. Salvador (2014)

De lobos (Divergentes) - Mercedes de Miguel & P.L. Salvador (2014)





Sinopsis

De lobos porque uno lo es y el otro lo intenta; (divergentes) porque no comparten las costumbres de sus respectivas especies. El humanismo enfrentado a una sociedad que no acepta la diferencia. La presión social cebándose en un alcalde que termina extraviándose. 

Una mirada a un sistema que te frustra, tuerce y corrompe. Y de fondo, Quebradillas, un pueblo serrano que -impotente- se va impregnando de progreso.



-----
Martín decidió un día recorrer el mundo. Una búsqueda incansable, pero sin prisas, para encontrar el cariño que su tía no supo darle desde que se quedó huérfano. Cuando encuentra su refugio en la montaña y las cosas esenciales para vivir en armonía, empiezan a sucederle una serie de hechos y emociones que de nuevo le harán plantearse la huida de los hombres.

"... ¡se marchó huyendo del mundo y ahora el mundo le persigue!"

Ilse, la otra protagonista de esta novela, abandona el triunfo conseguido como cantante de ópera, dejando atrás todo lo que le rodea e iniciando una nueva vida junto al alcalde de Quebradillas y un hijo alejado de su padre. Un pasado que le perseguirá hasta las últimas consecuencias.

Sus historias se entrelazan, fruto de la casualidad y la necesidad de encontrar ambos su lugar en la tierra: un niño que se pierde en el bosque, un alcalde con muchas ambiciones acostumbrado a conseguir todo lo que se propone, y dos seres que se merecen ser felices. Junto a ellos, Loki, un lobo que se confundirá con los humanos y que también busca el espacio que la nauraleza ha creado para él.

En este relato corto, escrito a cuatro manos, acude a nosotros una historia sencilla pero llena de armonía. Al menos, hasta que la trama se complica y nos empuja a sorprendernos con las divergencias de sus personajes. Un crímen que se elabora con maldad por la frustación personal del asesino, y unos motivos que se van enredando caprichosamente.

La proximidad de los actores, reflejo de la experiencia literaria de ambos autores, se ve reforzada con frases escritas a medias y una trama adaptada según la necesidad de narrar lo que podríamos denominar como un cuento moderno en el que el caballero rescata a la princesa atrapada en una fortaleza.

Un final de infarto acelera nuesto ritmo de lectura y nos regala emociones diferentes según avanzamos hacia la ultima página; es entonces, cuando realmente nos damos cuenta de los giros provocados y del universo tan pequeño en el que vivimos. Un universo creado por dos amantes de las letras.
-----


sábado, 18 de abril de 2015

Un millón de gotas - Víctor del Árbol (2014)

Un millón de gotas - Víctor del Árbol (2014)
Sinopsis

Gonzalo Gil es un abogado metido en una vida que le resulta ajena, en una carrera malograda que trata de esquivar la constante manipulación de su omnipresente suegro, un personaje todopoderoso de sombra muy alargada. Pero algo va a sacudir esa monotonía.

Tras años sin saber de ella, Gonzalo recibe la noticia de que su hermana Laura se ha suicidado en dramáticas circunstancias. Su muerte obliga a Gonzalo a tensar hasta límites insospechados el frágil hilo que sostiene el equilibrio de su vida como padre y esposo. Al involucrarse decididamente en la investigación de los pasos que han llevado a su hermana al suicidio, descubrirá que Laura es la sospechosa de haber torturado y asesinado a un mafioso ruso que tiempo atrás secuestró y mató a su hijo pequeño. 

Pero lo que parece una venganza es solo el principio de un tortuoso camino que va a arrastrar a Gonzalo a espacios inéditos de su propio pasado y del de su familia que tal vez hubiera preferido no afrontar. Tendrá que adentrarse de lleno en la fascinante historia de su padre, Elías Gil, el gran héroe de la resistencia contra el fascismo, el joven ingeniero asturiano que viajó a la URSS comprometido con los ideales de la revolución, que fue delatado, detenido y confinado en la pavorosa isla de Nazino, y que se convirtió en personaje clave, admirado y temido, de los años más oscuros de nuestro país.

Una gran historia de ideales traicionados, de vidas zarandeadas por un destino implacable, una visceral y profunda historia de amor perdurable y de venganza postergada; un intenso thriller literario que recorre sin dar respiro la historia europea.

-----
Un cruel asesinato, una posible culpable que se suicida y una investigación con muchas ganas de cerrarse antes de tiempo, son los primeros compases de esta novela. Las primeras gotas con las que nos encontramos y un vaso inmenso que rellenar con los diferentes personajes de esta trama. Laura se ha ido dejando su pasado atrás. Una vida dedicada a luchar contra los crímenes infantiles, y el recuerdo de la inocencia de su hijo asesinado, cuando había conseguido estrechar el cerco a las mafias rusas establecidas en Barcelona.

Pero su historia está llena de incognitas y su hermano Gonzalo se empeñará en ir uniendo los pequeños detalles, los escasos recuerdos de su infancia y la historia que un día protagonizó su padre en la Unión Sovietica, cuando era un joven estudiante de ingeniería y su vida giró ciento ochenta grados al ser acusado de espionaje y saboteador. Los duros años que pasó malviviendo en la estepa rusa, donde tuvo que enfrentarse a los horrores impuestos por Stalin, serían sólo el comienzo de una lucha consigo mismo, en la que al igual que sus camaradas de viaje, respirar era una necesidad por la que fueron capaces de hacer cualquier cosa.

Irremediablemente viene a mi cabeza el personaje de Eduardo, en "Respirar por la herida" y una de las frases de la novela:

"Todo el mundo tiene cicatrices. Pero no todo el mundo las merece".

Las primeras gotas las encuentra Gonzalo en una cazadora, una vieja chaqueta de aviador de su madre y, en uno de sus bolsillos, un pequeño portarretratos con una inscripción. En su interior, una fotografía borrosa y en sepia que le empezará a contar la historia que él necesita conocer, y que a nosotros nos servirá para descubrir algunos de los episodios más estremecedores de los años previos a la segunda guerra mundial. 

Alternando los capítulos, Víctor nos narra aquellos años con lo que va sucediendo en el presente. Los hechos de una investigación encabezada por unos amigos periodistas que obtienen los datos de un misterioso confidente y tras los cuales conseguirá unir ambos mundos.

El dinero obtenido por las mafias con las drogas, la prostitución infantil y el asesinato, junto al blanqueo efectuado por algunos descendientes del franquismo en inmobiliarias y paraisos fiscales; son alguno de los datos del informante, que les pondrá sobre la pista a Gonzalo y sus colaboradores, y por el que conocerán un entramado que no podrán imaginar y en el que se encontrarán con una historia quizás demasiado grande para ellos.

Como ya nos tiene acostumbrados, la narrativa del autor consigue que nos adentremos en mundos desconocidos, que las dos líneas temporales nos atraigan con la misma fuerza y que la tormenta final se produzca al rebosar el vaso que pacientemente hemos ido llenando.

Y a ello contribuyen dos personajes, cada uno en una época, pero con un espíritu muy parecido por su inquietud ante la injusticia, por su lucha constante por la supervivencia y por la búsqueda de su lugar en este mundo. Padre e hija, Elías y Laura, víctimas de sus ideales y del amor odio del uno por el otro. Porque esta novela también es de amor, que no romántica, y en muchos de sus pasajes podemos acudir a frases llenas de esperanza, donde las lágrimas, a veces, son gotas de felicidad.
-----


prekes sodui