lunes, 11 de diciembre de 2017

El verano de los juguetes muertos - Toni Hill (2011)

El verano de los juguetes muertos - Toni Hill (2011)
Sinopsis

Tres muertes inexplicables
Dos promesas de venganza
Una ciudad sofocante

El inspector Héctor Salgado lleva semanas apartado del servicio cuando le asignan de manera extraoficial un caso delicado. El aparente suicidio de un joven de la alta burguesía barcelonesa va complicándose a medida que Salgado se adentra en un mundo de privilegios y abusos de poder. Héctor no solamente deberá enfrentarse a ello sino también a su pasado más turbio, que en el peor momento y de modo inesperado vuelve para ajustar cuentas.

Los sueños, el trabajo, la familia, la justicia o los ideales tienen un precio muy alto... pero siempre hay gente dispuesta a pagarlo.


-----
Arrancamos con un breve párrafo que escuetamente nos menciona a Iris, una niña que murió ahogada junto a sus muñecas durante un campamento de verano. Sin más, empezamos a conocer a los personajes con la sensación de que esas pocas palabras contienen más de lo que dicen.

El protagonismo recae sobre el inspector Héctor Salgado que vuelve de unas vacaciones impuestas por su jefe, después de los brutales acontecimientos en los que se había propasado con un sospechoso de haber asesinado, o al menos influido en la muerte, a más de una joven africana a través de una mafia que operaba con el tráfico de mujeres en Barcelona.

En su incorporación le asignan a una nueva compañera, la agente Leire Castro, que sacará de él sus viejos instintos y sus buenos modales para investigar un caso de manera no oficial: la muerte por suicidio de Marc Castells. Aunque muchos son los que piensan que detrás del fatal incidente existe alguna razón más compleja y posiblemente un asesinato.

Pronto nos encontramos en medio de una familia de la burguesía catalana cuyos miembros nos resultan sospechosos: la madre del joven fallecido, su padre y el hermano de éste, un sacerdote muy empeñado en querer conocer los últimos movimientos de su sobrino. A través de esta insistencia iremos sabiendo los detalles de la investigación antes incluso de que el inspector Salgado y la agente Leire los conozcan. La intriga es el plato fuerte de esta trama que va en aumento según avanzamos y disfrutamos con varios casos que pudieran guardar alguna relación.

Aleix y Gina irrumpen en la escena con fuerza al haber participado en la última noche de fiesta junto a Marc. Ambos irán desmenuzando lo que ocurrió e irán añadiendo otros detalles que complicarán lo que a simple vista parecía un accidente. Nueva gente implicada en la historia personal de Marc va estrechando el círculo hasta cerrarlo; todo queda en familia, o al menos eso parece.

Pero si pensáis que todo está resuelto os equivocáis, a medida que nos acercamos al final aparecen esos giros que tanto nos gustan; y la novela, que ya contenía un buen ritmo, nos lleva hasta el desenlace sin que podamos desprendernos de su lectura. La historia de Iris, la que da sentido al título, es un relato estremecedor tras el que se encuentran las claves de este caso. Unir los hilos y poner cada peón en su casilla será algo que le agradeceremos a Héctor Salgado por no hacernos esperar y a Toni Hill por hacerlo de forma impecable.

Y por si esto fuese poco, el caso con el que abría estos comentarios aparece a lo largo de la novela. Una venganza programada hasta el último detalle y que no descubriremos hasta pasados los cinco días en los que transcurre la acción. La tensión que se vive en este episodio es muy visual haciendo que nos metamos de lleno en los escenarios con la aparición de nuevos cadáveres.

Ruth, la ex mujer de Héctor, desaparece en mitad de la novela y no se sabe nada más de ella. Aunque su papel es testimonial nos prepara para volver a encontrarnos con su personaje en la continuación de la serie dedicada al inspector en su segunda entrega "Los buenos suicidas". Novela que espero caiga en mis manos muy pronto para seguir disfrutando de su personaje principal; un investigador con un toque especial, tranquilo y que sabe hacer las preguntas correctas, sacando pistas donde otros no prestan atención.
-----

jueves, 7 de diciembre de 2017

Memorias de un fantasma - Eloy M. Cebrián (2017)

Memorias de un fantasma - Eloy M. Cebrián (2017)


Título: Memorias de un fantasma
Título Original: (Memorias de un fantasma, 2017)
Autor: Eloy M. Cebrián
Editorial: Algaida
Colección: Algaida Narrativa

Copyright:
© Eloy M. Cebrián, 2017
©  Algaida Editores, 2017
Edición: 1ª Edición: Septiembre 2017
ISBN: 9788490678374
Tapa: Blanda
Etiquetas: novela, humor, aventuras, Edimburgo, fantasmas, sociología, religión, política, sexo, Poe, Opus Dei, Juventudes Socialistas, universidad, literatura española, ironía y sarcasmo, hipocresía, condición humana, misterio, mentiras, maldad, chantajes
Nº de páginas: 656


Argumento:

Luis Miguel Ortiz, un canalla sin escrúpulos que desde la niñez sólo vive para convertirse en un personaje retorcido y obsesionado con el sexo, aunque tardará muchos años en descubrirlo, un ser sin moral para ojos conservadores pero toda una experiencia en cuanto a la libertad de pensamiento, sin pelos en la lengua y sacándole punta a un lápiz cuando la ocasión lo requiere.

Sus recuerdos le persiguen y le acechan haciéndole dudar de su existencia, del fino hilo que separa la realidad de la ficción. A su rescate acude Ben el Ladillas, un fantasma que conoció en su primer viaje a Edimburgo y culpable de que su vida haya cambiado de rumbo; la propuesta que le hace será difícil de rechazar.

Una aventura continua, un relato que deja una sonrisa permanente.



Opinión:

El arranque de la novela no puede ser más prometedor con una serie de hechos que van trastocando la vida tranquila del profesor de Literatura Norteamericana Luis Miguel Ortiz. En pocas páginas somos testigos de como lo que ha conseguido con su propio esfuerzo se va desmoronando fácilmente, haciendo verdad aquel dicho que decía que si las cosas van mal, estate tranquilo porque pueden ir peor.

De esta manera, con un planteamiento sencillo en apariencia, dejamos que el protagonista nos narre toda suerte de aventuras desde antes de tener uso de razón; toda una existencia, dedicado a superar todo tipo de obstáculos, utilizando sus mejores armas entre las que destaca la mentira, la extorsión y no desperdiciar ninguna amistad por muy hipócrita que ésta le pudiese parecer.

Sus decisiones nos van contagiando la risa, e incluso los episodios más escabrosos y que en otro momento no dudaríamos en censurar nos llevan a compartir secretos inconfesables que, lejos de reprocharle, asumimos como esa parte de nuestra vida de la que no nos sentimos orgullosos. Aunque la espiral de acontecimientos en los que Luis se ve envuelto son dignos del mejor examen psicológico y sociológico.

En cada episodio de su extenso relato nos anuncia la existencia de un fantasma que conoció en Edimburgo, Ben el Ladillas, un ser presente en todos los momentos en los que algo se tuerce, un espejismo del que no duda y que se le aparece para recordarle que toda acción del pasado tiene su consecuencia en el futuro. Una agonía que se va incrementando según avanza el catastrófico punto de no retorno.

El autor nos contagia de esas sensaciones a sabiendas de que nos sentimos interesados por el personaje y que estamos participando con una sonrisa que muchas veces se convierte en carcajada; porque si algo tiene la narrativa de Eloy es que reúne ingredientes, en su justa medida, de ironía, cinismo, hipocresía y maldad, para hacer creíble su personaje principal; pues estoy convencido de que seres así pululan muy cerca de nosotros sin que nos demos cuenta.

Las alusiones a Edgar Allan Poe y en especial a su poema "El cuervo" son un homenaje a una forma de hacer literatura, donde el miedo se fundía con la investigación y lo sobrenatural con lo desconocido. Como el misterio que resulta ser Ben el Ladillas, a quien nos presenta después de muchos avisos para que no nos pille por sorpresa; una aparición que coincide con un ritmo trepidante en la novela y que contiene una buena dosis de humor.

Las aventuras como miembro del Opus, su militancia en las Juventudes Socialistas o sus años como alumno y profesor adjunto en la universidad nos dan las claves del canalla trepador en el que se convierte, un camino que ha ido preparando desde que era un niño. La relación de odio hacia su madre, de indiferencia con su padre o de atracción por su hermana, así como sus relaciones sexuales, a caballo entre la torpeza y la ignorancia, podrían pasar por anecdóticas si no fuera porque son parte de esa personalidad que se va construyendo, esa bomba de relojería que se carga continuamente, nunca explota, no decepciona y consigue llevar la vida de Luis hasta el borde del precipicio.

Eloy M. Cebrián rescata su novela "Los fantasmas de Edimburgo" para después de incluir las partes que le obligaron reducir en su día convertirla en una extraordinaria vivencia, llena de humor y de muchas críticas de las que pocos sectores se salvan; ni siquiera los fantasmas.

Un final de infarto para redondear una obra maestra, una lectura necesaria para gente sin complejos.

domingo, 3 de diciembre de 2017

El espartano - Javier Negrete (2017)

El espartano - Javier Negrete (2017)

Título: El espartano
Título Original: (El espartano, 2017)
Autor: Javier Negrete
Editorial: Espasa
Colección: Espasa Narrativa

Copyright:
© Javier Negrete, 2017
© Espasa Libros S. L. U., 2017
Ilustraciones: B/N
Edición: 1ª Edición: Septiembre 2017
ISBN: 9788467047752
Tapa: Blanda
Etiquetas: novela, histórica, ficción histórica, Grecia, antigua Grecia, Grecia clásica, Esparta, espartanos, batalla de las Termópilas, persas, Leónidas, Jerjes, epopeya, mitología griega, aventuras, aventura épica, guerreros, Guerras Médicas, siglo V. a.C, literatura española, intrigas políticas, venganza, militares, ejército, conspiraciones, acción, Atenas, profecías
Nº de páginas: 1008


Argumento:

Las Termópilas, 480 a.C.
Leónidas, hijo del rey de Esparta de la dinastía de los Algiadas, se encuentra con Perseo el mismo día en el que acaba de llegar a Las Termópilas junto a sus escogidos trescientos guerreros. El resto del ejército espartano se encuentra en la retaguardia a las órdenes del otro rey de la diarquía, Latíquidas, rey por la dinastía de los Euripóntidas.

Esparta. 503 a.C.
El príncipe Perseo, ajeno al destino que le espera, crece entre batallas imaginarias siendo testigo de los juegos de poder de los mayores. Dos reyes combatiendo al antojo de los sacerdotes y de los dioses. Un futuro que vivirá como espartano alejado de su tierra, a la que volverá convertido en el guerrero trescientos uno para luchar en la mayor batalla del mundo.



Opinión:

Lo primero que llama la atención es el modo de gobierno de Esparta, la diarquía, un sistema muy particular por el que ninguno de los dos reyes que lo componen podía realizar ninguna maniobra sin el consentimiento del otro, además de ser coronados con el beneplácito del pueblo y los augurios de los dioses que podían decidir que su reinado tocase a su fin, dando paso a otro miembro de su propia dinastía. Una República Monárquica que podría resultar todo un experimento en cualquier país del mundo y un foco de traiciones, dentro y fuera de las familias, de donde seguro aprendieron los romanos.

La vida de Perseo, personaje de ficción, está marcada por la profecía de un adivino quien le dijo a su abuela, Ferenice, que llegada la hora sería "el último entre los espartanos y el primero de los espartanos". Los dioses, los adivinos y todo lo referente a los cultos que procesaban son una constante en la narración de esta epopeya, dándole un valor añadido a la aventura de Perseo; sin ellos buena parte de la historia de Esparta no podría entenderse al estar ligados estrechamente. Otra herencia más que recibirían los romanos.

El entramado de personajes nos va presentando a los miembros de las dos familias reales encabezadas por Damaranto, padre de Perseo y Nabis, y Cleómenes, padre de Gorgo y hermano de Leónidas. Sus historias se entrecruzan dando paso a episodios cargados de envidias, tanto por la sucesión como por el amor y a secretos bien guardados que pondrían del revés el pacífico gobierno de la diarquía. Cercanos a ellos, se encuentran toda una serie de militares y conspiradores que aportan a la novela mucha acción, tanta que es difícil no engancharse a su lectura.

Por si los conflictos internos fueran pocos, había que unir en este escenario las intrigas que llegaban desde Atenas para someterse al rey persa Jerjes y luchar contra un ejército que les superaba en número. Bagabigna, el Asesino Blanco, es el embajador que establecerá los contactos para unirse a los caprichos de Jerjes, pero su estrategia se vuelve contra él; primero luchando contra Perseo, después traicionado por sus anfitriones. A partir de ahí comienza una aventura en la que ambos se respetarán y se jurarán venganza, sabiendo que sólo puede quedar uno. Antes, conoceremos el día a día de los guerreros que se van a enfrentar, sus ejercicios militares y el arte del cuerpo a cuerpo, sus disposiciones frente al enemigo; diferencias que serán fundamentales para entender las diferentes batallas que pasan por la novela.

La trama nos lleva hasta el momento en que Perseo, heredero al trono, es despojado de su futuro y tiene que afrontar un nuevo reto en el campamento que siempre le había sido vedado por su condición. La agogé, un lugar donde aprenderá todo lo relativo a la guerra, única finalidad de los espartanos, donde tiene que soportar la envidia y el desprecio de su hermano Nabis, pero donde también tendrá la suerte de conocer a un grupo de guerreros muy particulares que dan por sí solos para cualquier novela de aventuras. Entre ellos se respira un ambiente de camaradería que será decisiva en el campo de batalla y en las distintas aventuras que vivirán juntos.

Tisámeno es un personaje que cobra fuerza dentro del relato por su condición de hombre misterioso, un adivino que aparece en los momentos más importantes de la vida de Perseo dándole las pautas para seguir adelante en su exilio de Esparta. Su participación coincide con los ingredientes del género épico de fantasía dentro de la novela histórica, licencias del autor que conjugan a la perfección la realidad y la ficción a través de diferentes géneros literarios.

Y así, sin prisas, llegamos a la gran batalla de las Termópilas, a los preparativos de lo que sería una lucha sin cuartel, atrapados en un desfiladero donde espartanos y persas se miden hasta la extenuación. Javier Negrete da rienda suelta a su narrativa y nos describe los enfrentamientos, los últimos consejos y nos deja que saboreemos los últimos momentos de vida de los trescientos guerreros que harán historia al lado de Leónidas. Imposible no acordarse de la película 300 y disfrutar de la acción de una manera muy visual, aunque el lector podrá encontrarse con diferencias sustanciales más cercanas a la historia real y sin tantos efectos especiales.

Para el final de la novela quedan las conclusiones de varias intrigas que nos han mantenido expectantes, verdades a medias que por fin completamos y acompañar a Perseo en una nueva vida donde la amnesia que le ha producido un golpe en la cabeza, al ser capturado tras la batalla de las Termópilas, le hará desconocer todo lo que le rodea; quién es, de dónde viene y cual es su destino.

En esta última parte no dejaremos de lado los hechos históricos que nos serán desvelados al mismo tiempo que al personaje de ficción de Perseo. A través de los recuerdos y los acontecimientos que le van inculcando nos acercamos al mundo gobernado por los persas y tendremos de nuevo noticias de Bagabigna, el Asesino Blanco, por lo que la venganza del principio de esta trama vuelve a cobrar fuerza y a ésta se le suma las intrigas y conspiraciones de algunos griegos con los persas. Los atenienses, al lado de los espartanos, defenderán el Peloponeso en la batalla final de Platea; al frente, el joven Pausanias, regente de Esparta, pagará su inexperiencia pero se dejará aconsejar por Perseo que vuelve como espartano después de su periodo de pérdida de memoria.

Artemisa, reina de Halicarnaso, y Gorgo, madre del futuro rey de Esparta son, junto a Ferenice, las mujeres que están al lado de Perseo. Su puesta en escena coincide con las descripciones que se hacen del modo de vivir de los griegos cuando todavía no eran un pueblo unido, aportando curiosidades y sobre todo el respeto que se ganaban frente a los hombres.

Una gran novela que nos relata alguna de las batallas que componen las Guerras Médicas vistas desde el lado de los espartanos, esos guerreros que nacían para luchar hasta la muerte y que no cesaron en su empeño hasta ver derrotados a los persas.

prekes sodui