domingo, 22 de enero de 2017

La verdad sobre el caso Harry Quebert - Joël Dicker (2013)

La verdad sobre el caso Harry Quebert - Joël Dicker (2013)




Sinopsis

En 2008, Marcus Goldman, un joven escritor, visita a su mentor -Harry Quebert, autor de una aclamada novela- y descubre que éste tuvo una relación secreta con Nola Kellergan. Poco después, Harry es arrestado y acusado de asesinato al encontrarse el cadáver de Nola enterrado en su jardín. Marcus comienza a investigar y a escribir un libro sobre el caso. Mientras busca demostrar la inocencia de Harry, una trama de secretos sale a la luz. La verdad sólo llega al final de un largo, intrincado y apasionante recorrido.




-----
Resulta complicado encontrar una sola reseña de esta novela en la que no se la califique como la mejor lectura del año, y es que después de haberla leído no puedo estar más de acuerdo con todos los que se han dejado seducir y la han elogiado con sus comentarios a lo largo de estos años, bien cuando su único formato era el libro digital o al tenerla en nuestras manos en papel.

La ambientación de la misma me ha transportado a las viejas películas enmarcadas en los años cincuenta, quizás por el escenario americano de pueblo encantador donde nunca ocurre nada y las puertas de las casas están siempre abiertas; por esa cafetería familiar, el Clark´s, como centro de reunión de los personajes y lugar donde cualquiera se puede poner al día de los acontecimientos que les rodean; o por esa policía sin más ocupación que recorrer las carreteras y auxiliar a sus vecinos.

Esas pequeñas cosas nos van atrapando con el aporte coral a una trama que no tarda en presentarse: Nora Kellergan ha desaparecido; treinta y tres años después comienza la investigación. El suspense está servido y de manera irremediable sentimos como nos acomodamos para descubrir qué pasó y adónde nos llevará este relato de escritores y novelas.

El orden inverso de los capítulos, curiosidad de la que no me di cuenta hasta que llevaba avanzada la lectura, y su comienzo, donde el maestro Harry Quebert instruye al joven escritor Marcus Goldman a través de pequeñas lecciones, que bien podrían servirnos a cualquiera de nosotros para iniciarnos en el maravilloso mundo de la escritura; son un adelanto del estilo que nos vamos a encontrar en ese episodio y nos preparan para prestar la máxima atención. Un gran acierto por parte del autor que va añadiendo intriga según presenta personajes y nos narra a través de ellos situaciones ocurridas desde antes de la desaparición de Nora Kellergan y las posteriores al hallazgo de su cadáver.

La figura del protagonista Marcus Goldman se nos presente como la de un joven escritor que ha tenido éxito con su primera novela y que después de vivir su momento de gloria, ésta se le escapa cuando tiene que enfrentarse a la temida hoja en blanco; la editorial y su representante le acosan para que entregue un nuevo proyecto antes de las elecciones presidenciales en las que no se hablará por mucho tiempo de otra cosa que no sea el presidente Barack Obama. El mundo editorial y su falta de escrúpulos es otra de las subtramas que no pasan desapercibidas para el lector pues meten la presión necesaria a Marcus para escribir una historia.

Y ésta se le presenta cuando su mentor Harry Quebert le llama pidiendo su ayuda al haber sido acusado de asesinato. Una investigación con la que limpiar el nombre de su amigo y de paso una historia real que todo el mundo se empeña en que la convierta en un nuevo best-seller; el público reclama carnaza y el caso contiene todos los ingredientes para captar al máximo su atención.

Sin duda alguna, la parte en la que comenzamos nuestra labor de sabuesos es la que definitivamente nos quita las horas de sueño y nos compensa con una buena dosis de interrogantes. Nos convertimos en Marcus y analizamos cada frase y cada dato. Los personajes que antes nos habían parecido tiernos, amables y adorables, se van convirtiendo en sospechosos potenciales. Los celos, la locura, el crimen pasional, la envidia o la corrupción resultan móviles perfectos para el crimen que ahora se destapa.

Pero treinta años después alguien está empeñado en que la investigación fracase y no salgan a la luz los secretos olvidados y mucho menos la identidad del asesino. Todos tienen algo que ocultar en su relación con la fallecida Nola y Marcus se convertirá en el centro de la ira de unos y el aliento de otros para que continúe indagando hasta las últimas consecuencias.

Marcus, que ha vivido toda su vida en una mentira en la cual siempre salía como triunfador, se enfrenta a sí mismo y tiene que demostrase su valía. El aprendizaje, con tintes sicológicos y de autoayuda, están perfilados a la perfección por el autor, consiguiendo ponernos en la piel del escritor y compartir su frustración.

Los giros interminables y las frases con las que Harry alecciona a Marcus son dos buenas razones para recomendar esta novela que seguro que no defraudará a nadie. 

8 comentarios :

  1. La tengo entre pendientes desde hace tiempo. A ver cuándo me animo con ella.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  2. Ay Jesús, vaya si es aconsejable recomendarla. Yo no dejo de hacerlo me gustó tanto que no he parado de regalarla.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Gracias por recomendármela porque es de lo mejor que ne leído, no me quedaban uñas mientras leía!!!
    Ahora lee la segunda parte y me dices!!1jaaajaj
    Bes ucus

    ResponderEliminar
  4. Lo leí hace dos veranos y fue una lectura completamente adictiva, me encantó
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Yo tengo los dos libros de este autor y todavía no los he leído!!! Pero bueno, ahí los tengo para cuando se tercien. Besos

    ResponderEliminar
  6. Me encantó. Enganchada hasta terminarla me tubo. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  7. Para mi fue una lectura adictiva, donde el autor jugó muy bien con los lectores, llevándonos por donde él pretendía.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Me gustó mucho El libro de los Baltimore y ya tengo conmigo La verdad sobre Harry Quebert. Veo que es una novela en la que el disfrute está garantizado. Saludos.

    ResponderEliminar

prekes sodui