martes, 19 de julio de 2016

Leonardo. La sonrisa de la Gioconda - Luis Racionero (2015)

Leonardo. La sonrisa de la Gioconda - Luis Racionero (2015)


Título: Leonardo. La sonrisa de la Gioconda
Título Original: (Leonardo. La sonrisa de la Gioconda, 2015)
Autor: Luis Racionero
Editorial: Stella Maris
Colección: Stella Selección

Copyright:
© Luis Racionero, 2015
© Editorial Stella Maris S.L., 2015
Edición: 1ª Edición: Octubre 2015
ISBN: 9788416541188
Tapa: Blanda
Etiquetas: Roma, arte, biografía novelada, escultura, escultores, ficción histórica, filosofía, histórica, libros premiados, literatura española, memorias, novela, pintura, Renacimiento, siglo XV, pintores, Da Vinci, Médicis, Venecia, Florencia, Leonardo, Milán
Nº de páginas: 280


Argumento:

Las memorias que Leonardo da Vinci deja a su último amante, Francesco Melci, discurren de modo autobiográfico, revelando secretos, analizando como llegó a determinados estudios y describiendo a cada uno de los amantes que pasaron por su vida.

Desde Florencia a Amboise relata sus vivencias por cuantas ciudades visitó, bien para formarse como para realizar sus innumerables trabajos. En cada lugar que visitó convivió con la nobleza siendo testigo de los acontecimientos que transformaron las diferentes repúblicas italianas.

Aprendiz y maestro confluyen en este relato que interpreta el misterio de la sonrisa de La Gioconda.

IV Premio Fernando Lara de Novela 1999.


Opinión:

El autor, ensayista en diferentes áreas, convierte a Leonardo da Vinci en el narrador de sus recuerdos. Dirigidos estos a su último amante, Francesco Melci, recorre su vida de forma autobiográfica, revelándole secretos y confidencias que mantenía guardadas con celo. La fuerza de su narrativa nos trasforma rápidamente en ese lector a quién va dirigido su póstumo manuscrito y nos vemos transportados a una estancia donde con calma escuchamos sus vivencias y experiencias a lo largo de los años.

Querido y amado por igual, tanto por mujeres como por hombres, es en las damas donde encuentra complicidad y en los jóvenes artistas la pasión por su belleza, que tanto le influiría a la hora de realzar sus lienzos y frescos. Acusado de sodomía pudo salvarse de la condena gracias a sus nobles amistades y a la cercanía de la madre de Lorenzo de Médicis.

Separado de su madre y sin el amor necesario de la mujer de su padre, busca en el arte la manera de compensar la falta de afecto; aunque el recuerdo de su madre le acompañará hasta sus últimos días con su enigmática sonrisa retratada.

Su aprendizaje en el taller de Andrea del Verrocchio, pintor, escultor y orfebre en la corte de Lorenzo de Médicis, le valió una gran reputación y fue recompensado con los encargos de las familias nobles, donde muchas veces preparaba funciones, bailes, carnavales o todo aquello que precisase una gran decoración. Sorprende esta faceta, para mí desconocida, en la que también ejercía de modisto. Hablar de Renacentismo es hablar de Leonardo da Vinci.

Las calles de Florencia, Venecia, Roma o Milán, son los escenarios en los que podemos apreciar sus obras; pero a través de esta lectura llegaremos a conocer su significado y a situarlo en los momentos históricos que hicieron cambiar Italia, en todos los sentidos.

Sus relaciones familiares, sus encuentros con los grandes de la época como Rafael o Botticelli, o su palpable rivalidad con Miguel Ángel, son algunos pasajes que desgrana el autor incluyendo la ficción donde no ha podido llegar la extensa documentación existente de Leonardo da Vinci.

Incansable aprendiz, no existía disciplina que no le intrigase: el desplazamiento de las estrellas, los misterios del cuerpo humano o el simple volar de un pájaro, fueron fuentes de inspiración por las que sentir amor y la necesidad de profundizar en su conocimiento. El arte de la música, los colores, las proporciones..., el porqué de las cosas, completaron el motor de su vida. A Leonardo se le conocería más por su legado científico que por su obra artística, como así lo demuestran sus estudios y tratados en diversas materias; aunque las obras que le hicieron inmortal serán La Gioconda, con el dibujo de esa sonrisa y su oculta personalidad, La última cena o el dibujo anatómico de El hombre de Vitruvio.

El hecho de ser criticado por no ser considerado literato y privado de su derecho a debatir, no le apartó de reflexionar sobre asuntos en los que su experiencia superaba con creces las exposiciones de quienes pensaban que las letras y la filosofía no estaban al alcance de todos los mortales.

Interesante e instructivo, este ensayo biográfico se enriquece con una narrativa que precisa de una lectura sosegada, haciendo de él una guía en la que perderse con placer por sus páginas; su ágil comprensión y su punto de vista acerca de las cosas cotidianas o las intrigas políticas que asolaron Italia, son una buena excusa para ello.

12 comentarios :

  1. No me importaría nada leerlo, que la figura de Loenardo es atractiva.

    BEsotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy bueno para hacerse una idea de su vida,
      besucus

      Eliminar
  2. La verdad es que el ensayo y las biografías no son lo mío con lo que hoy lo dejo pasar, a pesar de tratarse de Leonardo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberías atreverte más, hay auténticas joyas,
      besucus

      Eliminar
  3. Es un tipo de género que no disfruto, así que lo dejo pasar. Un beso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta novela es una de las que se salva dentro del género, además su extensión es muy asequible,
      besucus

      Eliminar
  4. Un libro que puede resultar muy interesante.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto, yo ya le estoy echando un vistazo a otra de Leonardo, me ha resultado muy atractivo,
      besucus

      Eliminar
  5. No me llama tanto como para añadirlo a los pendientes, lo dejo pasar
    Besos

    ResponderEliminar
  6. ya sabes que no es el tipo de lectura que a prióri me atraiga, aún así he disfutado con tu reseña!!!
    Bes ucus

    ResponderEliminar

prekes sodui