sábado, 6 de septiembre de 2014

La gran cifra de París - Julio Albi (2007)

La gran cifra de París - Julio Albi (2007)
Sinopsis

Año 1808: Gaspar Príncipe es oficial en un regimiento de infantería del Cuerpo Expedicionario del marqués de la Romana, destacado en Dinamarca para cumplir con el tratado establecido entre España y la Francia de Napoleón.

Al estallar la sublevación del Dos de Mayo gran parte de estas tropas regresarán a España evacuadas por una flota inglesa, para luchar contra sus antiguos aliados. Príncipe participa en la desastrosa batalla de Espinosa de los Monteros y luego se une a la guerrilla. Poco a poco se obsesiona con la idea de obtener el código secreto con el que los franceses cifran sus mensajes, pero ni se imagina el precio que deberá pagar para conseguirlo.




-----
El carácter reservado de Gaspar Príncipe, fruto de la disciplina impuesta por su padre y a los ratos de ocio peleándose a pedrada limpia con los mozos de su edad, pensó que cambiaría cuando un pelotón de reclutamiento paró en su pueblo natal. La cómoda vida que había vivido hasta ese momento y los sueños de hidalguía de su padre no frenaron su vocación, alimentada por las obras que leía desde niño y en las que intentaba conocer la clave de las eternas victorias de Napoleón Bonaparte. Aunque sabía que el camino sería duro y difícil, se alistó como soldado en el primer batallón de Princesa y comenzó una andadura que le llevaría hasta Dinamarca para volver a defender la península en la Guerra de Independencia, dentro de las conocidas como guerras napoleónicas.

La novela, narrada en primera persona, nos describe los distintos cambios en su extraña carrera militar, al tiempo que nos habla de la situación política en España con un Fernando VII al que todos desean y un José I al que quieren expulsar. Las distintas acciones y batallas que se suceden por todo el territorio y las diferentes intrigas entre los militares de ambos bandos son el telón de fondo con el que tiene que luchar y para lo que se prepara.

Situar las escenas de una novela histórica en lugares que conoces es más gratificante cuando en una de ellas vives. La ruta que su batallón realiza por el norte de la península nos lleva desde Santander a Espinosa de los Monteros haciendo una parada donde resido: "La última etapa que se pudiera llamar normal fue en Colindres. La tarde era esplendida. El sol, que llevaba días sin aparecer, surgio triunfante entre las nubes negras, dorando la hierba húmeda, que adquirió un brillo nuevo. Para celebrar nuestra entrada hubo novillos ensogados...".

Después de esa normalidad, se tendrían que enfrentar a las atrocidades cometidas por los franceses, donde las casas habían sido derruidas para obtener una viga con la que hacer un fuego, los objetos destrozados se esparcían por el camino, o los animales aparecían mutilados. Fuego y destrucción por el único sentido de hacer el mal y sembrar el odio en una España que poco a poco se iba haciendo más fuerte contra el invasor.

En una guerra en la que pocos sabían porque luchaban, fueron frecuentes los cambios de bando, las más de las ocasiones por salvar el pellejo, las menos por convicción. Así pasamos de lo meramente histórico, a las aventuras que sufrieron un grupo de gentes por salvar a España de los militares franceses.

Y aquí transcurre una de las partes más divertidas y curiosas de esta novela. Gaspar, escondido de la guerra, pasa a desempeñar tareas como trabajador en una posta encargada del correo, y junto con un grupo de personajes pintorescos adscritos a una Guardia Templaria muy peculiar establecen su lucha particular. Él por su parte se embarca en la difícil tarea de interceptar mensajes y descifrar códigos secretos: labor que le convierten en espía en colaboración con los ingleses y que le llevarán hasta Palencia para poder descifrar La gran cifra de París.

Una novela entretenida que juega muy bien con sus personajes y con una trama que no se centra en batallas y franceses, sino en las aventura que supuso la vida de este campesino de Jaén que un día decidió hacerse soldado, narrado por la mano experta de un gran conocedor de temas bélicos y del ejercito español.


16 comentarios :

  1. Tiene pinta de entretenida y de nuevo una novela que no conocía,así que apuntada me la llevo.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy entretenida, había leído todo tipo de críticas pero me ha gustado conocer historias paralelas de la Guerra de Independencia,
      besucus

      Eliminar
  2. Gran reseña como siempre, pero ya sabes como se me resiste la novela histórica..
    Besucos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día te voy a castigar a leer un novelón histórico,
      besucus

      Eliminar
  3. La novela histórica es una de mis debilidades y este periodo me gusta mucho gracias a Galdós que lo cuenta como nadie. Tomo nota para una futura lectura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me aficioné a Galdós y no dudo en retomarlo algún día, en especial este periodo que lo borda,
      saludos

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Reconozco que te tiene que gustar mucho el género histórico para leerla, aunque sus aventuras lo hacen muy ameno,
      besucus

      Eliminar
  5. Tiene buena pinta, la novela histórica me gusta mucho y es un periodo sobre el que he leído menos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si puedes dale una oportunidad a esta novela, creo que la disfrutarías,
      besucus

      Eliminar
  6. La novela histórica la tomo en pequeñas dosis. Aunque me gusta lo que cuentas sobre ese campesino, de momento no me la llevo anotada. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si se cruza en tu camino no la dejes pasar, te gustará,
      besucus

      Eliminar
  7. Interesante novela. Sobre esta temática -me refiero a ese tratado establecido entre España y Dinamarca- leí de Pérez Reverte, La sombra del águila. Te la recomiendo. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La sombra del águila la leí y me gustó su humor y la recreación, en esta novela se toca el tema de refilón, pero el conjunto ha merecido la pena,
      saludos

      Eliminar
  8. Esta vez lo dejo pasar, no me llama mucho
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otra vez será ,que nuestras listas piden un respiro de vez en cuando,
      besucus

      Eliminar

prekes sodui