miércoles, 5 de diciembre de 2012

Las tres heridas - Paloma Sánchez-Garnica (2012)

Sinopsis

Ernesto Santamaría, un escritor que lleva una vida solitaria en una eterna búsqueda de la historia que le haga pasar a la historia literaria, halla por casualidad en El Rastro la foto de un joven matrimonio, tomada el 19 de julio de 1936 en un pueblo cercano a Madrid. Ese instante recogido en la imagen y el destino de sus dos protagonistas le pone en la pista de una gran historia que narrar.

Mientras se esclarece el drama que esconde la foto, al lector se le irá desvelando la futura novela en la que dos mujeres, Mercedes Manrique, la joven que aparece en la foto junto a su marido, y Teresa Cifuentes, se hacen inseparables, interviniendo cada una a su manera en el futuro de la otra.

Los horrores de la guerra, las vidas truncadas, alteradas por la brutalidad, la perversidad, la falta de escrúpulos, el afán de venganza, la miseria, el miedo y el olvido obligado, impuesto y necesario para sobrevivir, quedan reflejados en la novela que se va fraguando en la mente de Ernesto. Sin darse cuenta, se sumerge, poco a poco, en un abismo en el que llega a confundir verdad y ficción, realidad y sueños. Setenta y cuatro años después, será Teresa Cifuentes la que revele a Ernesto Santamaría la historia de los personajes de la foto, convirtiéndole, indefectiblemente, en testigo del restañar de las heridas del amor, de la vida y de la muerte, cerradas por fin de la única manera posible.

-----
Tras este acertado título y en homenaje al poeta Miguel Hernández, la autora de esta narración nos hace complices del episodio más triste que sufrieron nuestros mayores. La lucha fraticida y despiadada en la que se vieron inmersos gentes de bien, cuyo único pecado era el de poner algo de comida en sus mesas. A unos se los llevaron por delante por celos o por envidias, a otros por pensar diferente, y a los más por encontrarse en el mismo camino por el que pasaban los asesinos; porque lo que se cometió en España fue asesinato, y no sublevación o revolución.

Con la esperanza de volver a la normalidad "cuando todo acabe", las vidas de los diferentes personajes van desfilando por los recuerdos encontrados en una caja de latón, en la que Ernesto como hilo conductor de su inquietud nos va desgranando al tiempo que el va comprendiendo y situando la historia encontrada en forma de fotografía.

De su mano conoceremos a las dos protagonistas principales, Mercedes y Teresa, cuyas vidas se cruzarán como lo harán sus creencias y su lucha por sobrevivir en un mundo que se ha vuelto loco, en una España que nadie puede reconocer ni sentirse orgulloso de pertenecer; salvo los vencedores, que se creen a salvo de la mentira porque a su lado está Dios y la verdad. Mientras tanto los vencidos callan, se esconden o se convierten, pues aunque derrotados tienen que seguir adelante sin mirar el daño en el projimo y sin atreverse a gritar a los cuatro vientos la injusticia a la que están sometidos.

Los derechos de la mujer en igualdad con el hombre, puso voz en la república a miles de mujeres que tenían y querían opinar, pero el machismo instaurado en ambos bandos poco permitía que así fuera, relegando una vez más a la mujer a las labores del hogar y al cuidado de los hijos. Y aunque algunas fueron a la guerra en el bando republicano y tuvieron su representación en el trabajo mientras los hombres estuvieron en el frente, tendrían que pasar muchos años para que su proyecto y sus reinvindicaciones se tuviesen en cuenta.

"-Si algo aprendimos cuando terminó la guerra fue ignorar el pasado para poder seguir viviendo..."

Demasiada tristeza acumulada en los rincones de la memoria; demasiados muertos en las cunetas, descampados y tapias de los cementerios; demasiado miedo, antes, durante y después. Las heridas aunque cicatrizadas por el tiempo se formaron a flor de piel y pueden volver a sangrar; son heridas que duelen, que siguen doliendo.

Con el sabor dulce de haber leído una gran novela y con el gusto agrio por lo que pasó.
-----

Lectura realizada para la elección del libro del año 2012





11 comentarios :

  1. De momento tengo cubierto el cupo de tristeza y brutalidad bélica con mi actual lectura Busca mi rostro, pero si Las tres heridas es una gran novela y por los argumentos que das es lo que entiendo, me la apunto para cuando recupere el ánimo. Excelente reseña.
    Un comentario aparte, hay que ver lo bien ordenaditos que tienes los banner de los sorteos, me encanta, jeje.
    Besines

    ResponderEliminar
  2. Leo reseñas maravillosas pero el libro no me acaba de atraer.
    Besines,

    ResponderEliminar
  3. Yo a este libro le tengo unas ganas tremendas.... (como a unos mil quinientos más!!) Besos.

    ResponderEliminar
  4. Las novelas sobre la II República y la Guerra Civil siempre me seducen, por lo que, desde luego, me atrae. Felicidades por la reseña, Porlomenix :o)

    ResponderEliminar
  5. Hola, un libro interesante, no lo conocía ni siquiera habia visto su portada. Gracias por la reseña ;)

    ResponderEliminar
  6. Uno de los mejores libros que he leído este año. Y una gran reseña la que has hecho.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Una magnifica reseña la que has hecho. Efectivamente retrata una época terrible de nuestra historia, pero que debemos conocer.
    Ya he leído bastantes reseñas de esta novela y desde luego que en todas ellas la dejan en muy buen lugar, yo estoy deseando leerla.
    Ahora como tenemos tantas fiestas de “regaleos”: Papa Noel , los Reyes, yo espero que a alguien se le ocurra regalármela (yo voy dejando mensajes por todos los sitios, por si acaso ...) y si no se dan por aludidos, pues me la compraré yo misma.
    Una magnifica reseña. Besos

    ResponderEliminar
  8. Otra crítica favorable para esta novela. Se nota que has disfrutado de la lectura. Por suerte, la tengo en casa, así que más adelante podremos compartir impresiones. ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. La novela histórica no es lo mío, pero creo que esta, por lo que cuentas, quizás aporte algún ingrediente más. Me lo pienso. Besossss.

    ResponderEliminar
  10. Es uno de los mejores libros (quizás el mejor) de los que leí el año pasado, me encantó.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Posiblemente para mí también lo haya sido, y eso que ha sido un año de muy buenas lecturas,
      besucus

      Eliminar

prekes sodui